¡Llama gratis!

900 217 000

Si aún no estás registrado
¡Únete ahora!

¡Llama gratis!

900 217 000

Swipe to the left

​¿Qué es el optimismo excesivo?

​¿Qué es el optimismo excesivo?
22/05/2020

El optimismo excesivo no es otra cosa que una positividad llevada al extremo. Una postura que puede terminar convirtiéndose en una cualidad insana y dañina por el riesgo que conlleva dar por hecho que las cosas buenas vayan a llegar sin valorar la situación real.


El exceso de optimismo o optimismo excesivo

Lo primero que hay que tener claro es que no es lo mismo tener esperanza por algo que desarrollar un optimismo excesivo hacia ese “algo” hasta el punto de que se de la espalda a la realidad. Lo que ocurre es que en ambos casos, tanto la esperanza como el optimismo, se centran en un futuro positivo pero con algunas diferencias: la esperanza implica tener fe en que algo vaya a ocurrir, el optimismo excesivo da por hecho que eso va a ocurrir. Esto ocurre cuando es tan fuerte el deseo de que ocurra algo que éste supera las posibilidades de que suceda.


El problema del optimismo excesivo es que, es tal el deseo de que ocurra ese “algo” que la persona es capaz de asumir demasiados riesgos y compromisos con tal de que suceda. Esto puede dar lugar a una montaña rusa emocional marcada por la esperanza y la desilusión que, al final, termina por agotar a la persona tanto desde el punto de vista físico como psicológico.

Mujer positiva


Consecuencias del optimismo excesivo


Mentirse a uno mismo

Tener un optimismo excesivo frente a determinadas actitudes y sin tener en cuenta la realidad, equivale a autoengañarnos y, además, llegar a dudar de ello.


Desarrollar atención selectiva

Cuando una persona sufre de un optimismo excesivo termina por centrarse únicamente en las cosas que quiere ver. Esto puede llevar a ignorar cualquier tipo de problema, incluso las señales de alarma.


Imposibilidad de ser realista

Es inviable que una persona con optimismo excesivo sea capaz de valorar la realidad de una forma objetiva.


Falta de un plan B

Al estar tan centrado en el deseo por conseguir algo, la persona deja a un lado el resto de posibilidades que se pueden dar respecto a un hecho y no piensa en otras alternativas ni en sus consecuencias.


Expectativas irreales

Si a través del optimismo excesivo se busca lograr deseos difícilmente inalcanzables, lo que ocurrirá es que se desarrollarán expectativas irreales que terminarán o bien frustradas o bien hará que vivamos en el mundo de nuestra mente.


¿Cómo evitar el optimismo excesivo?

La positividad no es un rasgo negativo, lo importante es tener en cuenta siempre la realidad, saber en el mundo en el que vivimos y valorar todas las alternativas y situaciones que se nos puedan presentar. Hay que tener siempre en cuenta que los extremos, aunque sean positivos, siempre son un arma de doble filo. De ahí que sea tan importante el cuidado de la salud mental, en ocasiones ayudándose de un psicólogo o profesional. Por eso, para conocer más sobre nuestra mente, comportamientos y psicología, puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra comunidad y recibir todas nuestras informaciones.


Únete y no te pierdas la información que te interesa, los eventos y actividades gratuitas y nuestros descuentos exclusivos para mayores de 55


Te recomendamos...

Comparte tu opinión