¡Llama gratis!

900 217 000

¡Llama gratis!

900 217 000

Swipe to the left

Cómo el sexo hará que vivas más y mejor

Cómo el sexo hará que vivas más y mejor
08/05/2019

No puedes comer eso, haz dieta, no te estreses, sal a caminar un buen rato cada día, no bebas, no fumes, ve al médico… y vuelta a empezar. El orden de los factores no altera el producto y estos consejos (inalterables, sí, lo sabemos) no dejan de repetirse una y otra vez.


Hay veces que parece que no se puede salir de este bucle de prohibiciones y recomendaciones, y más cuando se llega a cierta edad. La familia, los amigos, el médico… todos nos dicen qué podemos, qué no podemos hacer y qué estamos haciendo mal. Y sí, puede que tengan razón, pero menudo aburrimiento. ¡Que nos cuenten algo que no sepamos!


¿Y qué hay del sexo? ¿Qué motivos hay para que no entre dentro de las tediosas y recurrentes recomendaciones? ¿Acaso no podemos divertirnos? ¿Se olvidan de todas las ventajas para la salud que tiene?


Hay que recordar que los sistemas neurológico, cardiovascular e inmune se benefician de una sana actividad sexual, como así ha sido demostrado científicamente, y aquí da igual si tienes 20, 40, o taitantos años.


Como ya dijo la sexóloga clínica Francisca Molero, codirectora del Institut de Sexología de Barcelona, en un artículo de El País: “(...) La relación positiva entre la sexualidad y la enfermedad cardiaca, los accidentes cerebro-vasculares o con el síndrome metabólico como la diabetes tipo 2 está probada. Por ejemplo, sabemos que las relaciones sexuales afectan a la inmunidad, con lo cual, el déficit de relaciones sexuales no estimularía de forma adecuada a la misma. Cuando se tienen relaciones con una pareja o con diferentes, entonces se está en contacto con antígenos de otras personas, y favorece la inmunidad”.


Según un artículo del American Journal of Medicine, basado sobre 900 casos de estudios durante 5 años, los hombres de entre 50-70 años que habían practicado el sexo una vez por semana tenían la mitad de probabilidad de sufrir disfunción eréctil que los que lo hacían con menos frecuencia, concluyendo que una actividad sexual regular permitía conservar la potencia sexual (¡igual que el aeróbic lo hace con la capacidad física de nuestro cuerpo!).


Está claro que hay que cuidarse y sí, seguiremos con la dieta y beberemos menos, ¡pero no nos olvidemos de otras cosas importantes!


Y es que son todo ventajas. Con salud, precaución y ganas, la llama nunca se apaga.


Ya lo decía Jesús Puente: “lo que necesitas es amor”.


Te recomendamos...

Comparte tu opinión